Toni and I: la australiana que arrasa con su ‘Dance’ en YouTube


Detrás de la canción que arrasa en medio mundo, Dance Monkey, brilla el carácter y el estilo de Toni and I

Puede que no reconozcan su nombre y menos su aspecto. Pero somos muchos, muchísimos los que hemos oído a Tones and I (Toni Watson) o al menos su canción Dance Monkey . Lanzada el pasado 10 de mayo, ya suma más de 65 millones de visualizaciones en youtube para convertirse en un hit del todo inesperado: Número uno en Australia, Suecia, Noruega, Irlanda y Dinamarca… y sonando fuerte ya también en otros países en los que parecía que solo importaban los ritmos latinos.

Oyendo su pegajoso estribillo ( Ooh, I see you, see you, see you every time. And oh my, I, I like your style. You, you make me, make me, make me wanna cry ) es fácil pensar que detrás de esa voz hay una frágil cantante, probablemente de origen asiático. Hay quien, incluso, compara su tono con la de la cantante virtual Miku Hatsune.

Pero no. Toni Watson ni es frágil ni es asiática. Y aunque tiene una voz que muchos consideran portentosa, tampoco es una máquina. Se trata de una corpulenta australiana de larga melena rubia y solo diecinueve años que viste siempre en llamativos chandaleros bloques monocolor y gorra y zapatillas deportivas. Aparece en sus conciertos de, naranja, rosa rojo, amarillo, negro o blancos graffiteados causando sensación no solo con su voz sino con los ­saltos y revolcones por el suelo que casi siempre la dejan sin aliento al final de cada pieza. Y lo más curioso: en su último ­vídeo viste caracterizada de abuelo simpático y activo, con lo que ha recibido ya bastantes críticas que, claro, no le importan en absoluto. Toni Watson es, en definitiva, todo un personaje y está deci­dida a hacerse oír en todo el mundo. A pesar de su juventud tiene mucho que decir. Muchas cosas que explicar y ra­zonar sobre las experiencias que han transformado su vida. De ­hecho eso es lo que hace en Dance Monkey , la canción (producida por Konstantin Kersting) que arrasa en medio mundo en la que se queja de que las personas se prestan poca atención entre sí, e incluso a sí mismas. Odia que todo el mundo esté más pendiente de su teléfono móvil que de lo que sucede ahí afuera.

Toni Watson (que ya ha participado en el Big Pinapple Music Festival y hoy por hoy copa el top 1 de las listas australianas) no ha ­tenido tanto tiempo para estos entretenimientos de un solo clic como los demás jóvenes de su edad porque primero se volcó en sus estudios y su formación (en secundaria hizo batería y piano) y luego ya decidió volcarse a la música costara lo que costara. Así es como en 2018 cogió su furgoneta ­para hacer bolos desde la península de Mornington (en locales como Harba Tuesday y Gods Tuesday’s) a Byron Bay (Nueva Gales del Sur), para luego de­cidirse por el busking , o lo que es lo mismo, cantar en la calle. A la primera de cambio se le acercó Jackson Walkden-Brown, con quien forma desde entonces un equipo que funciona, sobre todo desde que consiguieron el soporte de la plataforma Triple J.

Ahora Tones and I llena estadios ahí donde va. Ya no solo en Australia, dentro de un mes ya tiene su primer concierto en Inglaterra con el que ya es su tercer sen­cillo. Es Never ­seen the rain .

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

@media only screen and (max-width: 600px) {
#afc_sidebar_2211 {
bottom: -30px;
left: -10px;
}
}