El actor fue una de las figuras más aclamadas de la gran pantalla en los años 80, 90 y principios de los 2000 de la mano de películas como ‘Mad Max’, ‘Arma Letal’, ‘Braveheart’ y ‘La Pasión de Cristo’, entre otras, pero en los últimos años se ha convertido en el protagonista de algunos escándalos.

Un pasado que Gibson ha querido dejar atrás involucrándose en nuevos proyectos del mundo de la interpretación, como el que le llegó en 2017 de ‘Hasta el último hombre’, que se volvió todo un éxito, y que le llevó, de nuevo, a la cima de Hollywood, y en una forma espléndida.

El actor, que ya en el 1985 le otorgó la revista ‘People’ el título de “hombre más sexy del mundo”, está demostrando a sus 66 años que aun puede recuperar una gran versión del físico que tenía por entonces, luciendo incluso más músculo, y así lo ha hecho ver en una imagen en la que posa junto al actor Patrick O’Brien y un entrenador en pleno gimnasio.

Una fotografía que rápidamente se ha hecho viral, sobre todo por la figura de Mel Gibson, quien aparece con una camiseta de tirantes y tras haber entrenado, luciendo además unos grandes bíceps sobre los que han comentado algunos de sus fans en la publicación: “Increíble”.

Su segunda juventud

Un físico con el que Mel puede presumir de aparentar ser más joven y que ha vuelto a esculpir después de varios aumentos de peso. Sin embargo, todo ello cambió gracias a unas nuevas rutinas de ejercicios y dietas de la entrenadora personal, Samantha Jackson, con las que perdió hasta 15 kilos y con las que ha conseguido lucir un cuerpo bien musculado.

Además, el actor atraviesa un buen momento en lo profesional, y es que tiene muy cerca algunos estrenos, como el de la quinta película de ‘Arma Letal’ y un spin-off de ‘John Wick’, entre otros.

CB
Iniciar la conversación